Feeds:
Posts
Comments
ibis?uid=0&iid=92b5e9e4-f1a5-4580-b969-7426d5deab63&nid=69+20+20131021&t=1
Top corners image
92539918ed5b01bf2256a97a505f4ec0_reasonably_small.jpeg
Devorah Sasha is still waiting for you to join Twitter… loadimage
Accept invitation
Twitter helps you stay connected with what’s happening right now and with the people and organizations you care about.
envelope-with-logo.png
You can unsubscribe from these emails at anytime or find answers to your questions at Twitter Support.

Twitter, Inc. 1355 Market St., Suite 900 San Francisco, CA 94103

ibis?uid=0&iid=e2655d3b-8c92-45f4-af6a-a04e0bf6e053&nid=68+20+20131007&t=1
Top corners image
d4a5b40a73f3de6645e106dfa4a52eb4_reasonably_small.jpeg
Devorah Sasha is still waiting for you to join Twitter… loadimage
Accept invitation
Twitter helps you stay connected with what’s happening right now and with the people and organizations you care about.
envelope-with-logo.png
You can unsubscribe from these emails at anytime or find answers to your questions at Twitter Support.

Twitter, Inc. 1355 Market St., Suite 900 San Francisco, CA 94103

ibis?uid=0&iid=a4e0f9dd-a30e-42f9-a19d-645313d0e8bb&nid=67+20+20130930&t=1
Top corners image
d4a5b40a73f3de6645e106dfa4a52eb4_reasonably_small.jpeg
Devorah Sasha is still waiting for you to join Twitter… loadimage
Accept invitation
Twitter helps you stay connected with what’s happening right now and with the people and organizations you care about.
envelope-with-logo.png
You can unsubscribe from these emails at anytime or find answers to your questions at Twitter Support.

Twitter, Inc. 1355 Market St., Suite 900 San Francisco, CA 94103

ibis?uid=0&iid=7eee84e3-fb0d-4c40-b53c-979da3fb1c39&nid=9+20&t=1
Top corners image
d4a5b40a73f3de6645e106dfa4a52eb4_reasonably_small.jpeg
Devorah Sasha has invited you to join Twitter! loadimage
Accept invitation
Twitter helps you stay connected with what’s happening right now and with the people and organizations you care about.
envelope-with-logo.png
You can unsubscribe from these emails at anytime or find answers to your questions at Twitter Support.

Twitter, Inc. 1355 Market St., Suite 900 San Francisco, CA 94103

Check out my Slide Show!

LA TACITA

LA TACITA

Se cuenta que alguna vez en Inglaterra, existía una pareja que gustaba de visitar las pequeñas tiendas del centro de Londres. Una de sus tiendas favoritas era una adonde vendían vajillas antiguas.

En una de sus visitas a la tienda vieron una hermosa tacita. “Me permite ver esa taza?”, preguntó la señora… “¡Nunca he visto nada tan fino como eso!”.

En cuanto tuvo en sus manos la taza, escuchó que la tacita comenzó a hablar.

La tacita le comentó: “Usted no entiende! ¡Yo no siempre he sido esta taza que usted esta sosteniendo! Hace mucho tiempo yo sólo era un montón de barro amorfo. Mi creador me tomó entre sus manos y me golpeó y me amoldó cariñosamente; llegó un momento en que me desesperé y le grité: “Por favor, ya déjame en Paz!” Pero sólo me sonrió y me dijo: “Aguanta un poco más, todavía no es tiempo”.

-Después me puso en un horno. ¡Yo nunca había sentido tanto calor! Me pregunté porqué mi creador querría quemarme, así que toqué la puerta del horno.

-A través de la ventana del horno pude leer los labios de mi creador que me decían: “aguanta un poco más, todavía no es tiempo”.

-Finalmente se abrió la puerta. Mi creador me tomó y me puso en una repisa para que me enfriara. “Así está mucho mejor!” me dije a mí misma, pero apenas me había refrescado cuando mi creador ya me estaba cepillando y pintando.

-¡El olor de la pintura era horrible! ¡Sentía que me ahogaría! “¡Por favor detente!” le gritaba yo a mi creador, pero él sólo movía la cabeza haciendo un gesto negativo y decía “aguanta un poco más, todavía no es tiempo”.

-Al fin dejó de pintarme; pero esta vez me tomó y me metió nuevamente a otro horno ¡No era un horno como el primero, sino que era mucho más caliente!

-¡Ahora sí estaba segura que me sofocaría! ¡Le rogué y le imploré que me sacara! ¡Grité, lloré!… Pero mi creador sólo me miraba diciendo “aguanta un poco más, todavía no es tiempo.”

-¡En ese momento me di cuenta que no había esperanza! ¡Nunca lograría sobrevivir a ese horno! Justo cuando estaba a punto de darme por vencida, se abrió la puerta y mi creador me tomó cariñosamente y me puso en una repisa que era aún mas alta que la primera. Allí me dejó un momento para que me refrescara.

-Después de una hora de haber salido del segundo horno, me dio un espejo y me dijo: “Mírate! Ésta eres tú!” ¡Yo no podía creerlo!… Esa no podía ser yo.

-¡Lo que veía era hermoso! Mi creador, nuevamente, me dijo: “Yo sé que te dolió haber sido golpeada y amoldada por mis manos, pero si te hubiera dejado como estabas, te hubieras secado.

-Sé que te causó mucho calor y dolor estar en el primer horno, pero de no haberte puesto allí, seguramente hubieras estallado.

-También sé que los gases de la pintura te provocaron muchas molestias, pero de no haberte pintado, tu vida no tendría color. Y si yo no te hubiera puesto en ese segundo horno, no hubieras sobrevivido mucho tiempo, porque tu dureza no habría sido la suficiente para que subsistieras.

-¡Ahora tú eres un producto terminado! ¡Eres lo que yo tenía en mente cuando te comencé a formar!

Igual pasa con nosotros. Dios nunca nos va a tentar ni a obligar a que vivamos algo que no podamos soportar. Dios sabe lo que está haciendo con cada uno de nosotros. El nos amolda y nos da forma para que lleguemos a ser una pieza perfecta y podamos cumplir con su voluntad.

 

QUE ES UN HABITO?

QUE ES UN HABITO?

Hábito es una acción repetida de forma constante o periódica por parte de una persona, ya sea consciente o inconscientemente. Los hábitos más que ninguna otra cosa nos definen como personas, es decir, la persona que somos actualmente es producto directo de nuestros hábitos actuales.

Sembrar un hábito. El hábito de la habilidad enseña a hacer. El hábito de la actitud son las ganas de hacer, la iniciativa, empezar de inmediato, colocar el ideal en la mente y en el corazón y  perseverar en el logro, es el hábito de la  inteligencia emocional.

La mente es como el campo, produce lo que en ella se siembra. Relacionar el objetivo con otros importantes  y con quienes puedan ayudar a realizarlo, produce la sinergia entre los buenos  hábitos, creer que es posible hace que la fe mueva montañas, para eso la idea debe ser como el faro que ilumina y debe estar impregnada del afecto. La idea es el objetivo, la voluntad es el barco, el que  dirige es el timón, el motor son las emociones. Para lograr la formación del hábito hay que estimularlo en  la memoria y darle prioridad. Comprar uno mismo la idea, quererla, planearla, ejecutarla  y controlarla. La actitud  importa tanto como la aptitud, hay que actuar  como si se  hubiese alcanzado el logro. El experimento previo, el cómo si, la gimnasia mental antes de la acción, son claves en la formación del hábito.

Las etapas. El primer acto marca la disposición, el resto es perfeccionarlo, hacerlo hábito. La ventaja del hábito es que no le pide  permiso a la voluntad. Nosotros formamos al hábito que luego nos formará. Poe eso hay que aprender a formar al buen hábito en los aspectos claves como salud, justicia, concentración, memoria, inteligencia, etc. La relación entre memoria y hábito es evidente, el hábito es una memoria perfecta que se repite sin esfuerzo. El hábito es la destreza adquirida de obrar con facilidad. En cambio intentar acordarse de algo es navegar en la búsqueda, mientras que el hábito lo usamos sin darnos cuenta.

Beneficios. El hábito es un multiplicador, simplifica el contacto con la realidad, acelera. Sin hábito habría que pensar para respirar, caminar, leer, hablar, etc. El hábito facilita porque en cada repetición se perfecciona y entonces  el cuerpo se acomoda. El buen hábito da placer y alegría porque permite lograr lo que se desea. Sin motivación el hábito no se consolida, y sólo queda como una puerta abierta: motivación y repetición son el camino. Pero la repetición pasiva sin entusiasmo no sirve, lo que vale es la repetición activa, que une el cuerpo, la mente  y el alma.

Para adquirir un hábito hay que lanzarse de lleno y  no admitir excepciones, empezar de inmediato, realizar una gimnasia diaria. Asi que es la hora de conectarnos con ese gran poder para concentrar tu mente y tu corazón en lo positivo y hacer un hábito de ello.

Aristóteles cito: “Somos lo que hacemos día tras día, de modo que la excelencia no es un acto, sino un hábito”.

Te invito a que adquiramos el hábito de la excelencia, de la felicidad, el hábito del bien supremo.

 

Es la hora de conectarnos con ese gran poder para concentrar tu mente y tu corazón en lo positivo y hacer un hábito de ello.